Prestación al asegurado, en su calidad de propietario-arrendador de una vivienda de alquiler, de una triple cobertura:

  • Indemnización de los gastos y perjuicios económicos derivados del impago de la renta por parte del inquilino.
  • Indemnización de los perjuicios materiales que el inquilino pueda causar en el continente de la vivienda.
  • Defensa Jurídica de sus derechos e intereses en relación con la vivienda asegurada.