Es un producto de ahorro-inversión dirigido a cubrir la jubilación.

 

 

 

 

 

 

Consulte nuestras Ofertas en Planes de Pensiones envíanos tus datos y le informaremos.

Es un producto de ahorro-inversión dirigido a cubrir determinadas situaciones, fundamentalmente, la jubilación como complemento a la prestación que pueda corresponder en el régimen de la Seguridad Social, para afrontar una jubilación tranquila, cada vez es más importante ahorrar y hacerlo con tiempo.

Pueden contratarlo particulares y empresas para sus trabajadores.

Actualmente existe una gran preocupación respecto a la insuficiencia de las prestaciones de la Seguridad Social, por lo que este Plan es el instrumento adecuado para suplir estas carencias.

Ventajas  para los particulares:

Las aportaciones se consideran gasto deducible en el pago IRPF (Declaración de la Renta), hasta el límite estipulado por la ley.

Ventajas para la Empresa:

Le ofrece la gran ventaja de pagar una parte de la remuneración de los empleados con una aportación al Plan de Pensiones, totalmente deducible.
Las aportaciones se consideran gasto que reduce la Base Imponible del impuesto Sociedades.

Coberturas a través de la Empresa:

Las personas integradas en el Plan de Pensiones, a través de su empresa, se denominan partícipes y son los titulares de los derechos económicos, siendo los beneficiarios quienes reciben las prestaciones estipuladas en cada plan, en forma de renta, de capital o de una combinación de ambas, de acuerdo con las siguientes contingencias:

  • Jubilación.
  • Incapacidad permanente total para la profesión habitual, absoluta para todo trabajo, y gran invalidez.
  • Fallecimiento del partícipe o del beneficiario, que pueden generar derecho a prestación de viudedad y orfandad, o a favor de otros herederos o personas designadas.
  • Dependencia severa o gran dependencia. Se establece la enfermedad grave y el desempleo de larga duración, como supuestos excepcionales de liquidez.